La importancia de la calidad del aire comprimido en el proceso de pintado

Aire comprimido en el proceso de pintado

La importancia de la calidad del aire comprimido en el proceso de pintado

La conclusión de la fabricación de productos industriales y de consumo, normalmente es el proceso de Pintura, el cual le dará el atractivo final al producto o en su caso la protección adecuada para su uso. En todo ese proceso está presente el aire comprimido y de su calidad depende también el resultado final del proceso de pintado.

La aplicación del uso del aire comprimido en los procesos industriales es muy común, dentro de la fabricación de una gran variedad de productos, pero una muy característica es en la aplicación de pintura por aspersión con aire.

Como hemos comentado anteriormente, cada proceso industrial es único y especial.  Razón por la cual, en este articulo daremos una visión general de como usar el aire comprimido principalmente en el proceso de aplicación de pintura, lacas, barnices, etc., por aspersión, así como algunas recomendaciones para cada aplicación.

Habitualmente, los grandes enemigos a combatir para evitar la contaminación del proceso de pintura o barnizado son:

  • Presencia de aerosoles de aceite, grasas o siliconas.
  • Partículas sólidas en suspensión.
  • Agua condensada en la línea.

Cuando estos contaminantes se mezclan con la pintura, o el recubrimiento a aplicar, modifica sus características químicas y físicas, lo que termina provocando defectos en el acabado final del producto, e incrementando nuestros costos de proceso.

Algunos de los principales defectos son:

  • Cambio de tonalidad en los colores.
  • Acabado con aspecto de piel de naranja u ojo de pescado.
  • Problemas en la adherencia.
  • Cambio en los tiempos de secado debido a la alteración en la evaporación de los disolventes.
  • Reducción del brillo.
  • Velocidad de aplicación baja.
  • Pulverización irregular.
  • Averías en los equipos de pintura.

Esta variedad de problemas y algunas más pueden ser evitados analizando cuatro puntos importantes:

  1. La calidad del aire comprimido requerida para pintar.
  2. El tipo de compresor óptimo para cada uso.
  3. El tratamiento del aire comprimido.
  4. Correcciones para disponer de la calidad de aire necesaria.

1. Calidad del aire comprimido requerida para pintar

Este es el primer paso que se debe analizar en cada proceso. Por lo general, cuanto mejor sea la calidad del aire mejor será el acabado. No hay que olvidar que un ahorro en este aspecto puede resultar muy caro en el costo final de la fabricación.http://tecnologiaenaire.mx/wp-admin/edit.php?post_type=portfolio_page

  1.  Para un proceso de aplicación de pintura, se sugiere que el aire comprimido deberá estar limpio de polvo y partículas sólidas. Recomendable menor a 0,01 µm.
  2.  El aire comprimido deberá estar seco, eliminando la humedad y los condensados. El punto de rocío deberá estar determinado por la especificación de pintura, pero como mínimo se debe considerar + 3ºC
  3. El aire comprimido deberá estar libre de aceites y siliconas, añadiendo sistemas de filtrado o usando compresores exentos de aceite.
  4.  Asegurarnos de controlar la presión de aire adecuada de acuerdo a la pistola y herramienta que estamos utilizando y conforme al manual del fabricante.
  5.  Asegurar el caudal de aire requerido para la capacidad del proceso de pintura.

El aire comprimido está en contacto directo con la pintura o el barniz, lo que implica que si su calidad es muy baja puede contaminarla.

Los procesos de fabricación son cada vez más tecnificados y con estándares de calidad más elevados debido a la alta competencia y la exigencia de los consumidores. Un producto final defectuoso puede acarrear grandes pérdidas económicas a la empresa, por lo que invertir en aire comprimido de calidad, a la larga, sale muy rentable.

 

2. Tipo de compresor óptimo para cada uso

Conocer las características del sistema de aire comprimido a emplear es vital para conseguir una calidad del aire adecuada. En un proceso de pintado se pueden dar dos circunstancias:

  1. Que se utilice el sistema de aire comprimido existente en la planta.
  2. Que se utilice un sistema de aire comprimido exclusivo para pintar.

Para mayor información sobre los diferentes tipos de compresores, puedes consultar nuestros artículos anteriores.

3. Tratamiento del aire comprimido

Es muy habitual usar la red de aire comprimido existente y conectarla a la cabina de pintura, a los robots de la panta de pintado o directamente a la pistola para pintar. Es evidente, que lo ideal es disponer de una red exclusiva para pintar, pero eso no siempre es posible o rentable, sobre todo si la fábrica dispone de una red de aire comprimido general.

Por esta razón, se debe analizar:

  • El sistema de filtrado existente.
  • Si se dispone de filtros de eliminación de aceite.
  • El tipo de secador instalado, frigorífico o de adsorción.

Un cuarto de compresores por lo general suele estar diseñado para el servicio general de toda la planta, sin importar la aplicación especifica.  Por este motivo, la mejor opción es considerar el área de pintura como una instalación independiente y diseñar el tratamiento de aire específicamente para esta aplicación.

Desde la filtración, regulación y secado, pasando por la tecnología de condensado, hasta llegar incluso a instrumentos para el control y la medición de la calidad del aire comprimido son algunas de las muchas alternativas que tenemos para garantizar la calidad de aire de acuerdo a nuestra aplicación especifica.

EXPERIENCIA.

El seleccionar un sistema de tratamiento de aire comprimido para nuestro proceso de aplicación de pintura o recubrimientos por aspersión con aire, nos podrá garantizar en gran medida la calidad final de nuestros acabados y recubrimientos, evitando con ello retrabajos o desperdicios.

SOPORTE

Es importante al iniciar nuestro proceso de aplicación de pintura, analizar los resultados finales del acabado, se pueden detectar defectos que es necesario encontrar una solución específica, por lo que nuestros especialistas podrán apoyarlos para determinar los defectos y cuales podrían ser las causas que los originan para la corrección adecuada.

APLICACIONES

Contamos con una amplia gama de productos para cada una de las aplicaciones específicas de la gran variedad de aplicaciones de pintura, desde sistemas convencionales con tanque de presión, agitadores, bombas, hasta sistemas electrostáticos para aplicación de pintura liquida o en polvo.

No Comments

Post A Comment